Retención Fiscal

0
(0)

¿Que es una retención fiscal?

Una retención es una exigencia de las autoridades tributarias para sustraer parte de los ingresos del contribuyente, es decir, cierta cantidad de dinero que hay que pagar, descontándola del importe total de una factura, como forma de cobro anticipado los impuestos correspondientes al año fiscal.

Estas retenciones generalmente se aplican sobre las rentas del trabajo aunque algunos países la aplican también sobre otro tipo de rentas, como los intereses o dividendos obtenidos.

En otras palabras una retención es un impuesto que los autónomos y empresarios deben pagar a Hacienda por cada servicio que contraten o compren.

Objetivo principal

El objetivo principal de las retenciones es tratar impedir las desviación del mercado o para repartir la riqueza cuando un sector aprovecha las ventajas comparativas de un país.

¿Como se genera la retención fiscal?

El pagador abona el importe total de la factura y la retención se ingresa a la Agencia Tributaria. El que presta el servicio o vendedor, cobra el importe neto de esa factura. Una vez se realiza la declaración de la renta o se paga el Impuesto de Sociedades, en el caso de las empresas, se devuelve el importe o se resta del resultado que le sale a pagar si es superior.

¿Quién tiene que retener?

Todas las empresas, empresarios y profesionales autónomos que en el ejercicio de su actividad compren o contraten servicios, deben pagar sus respectivas retenciones.

Generalmente, las renta más habituales a las que hay que aplicar retención son las siguientes:

La nómina de los trabajadores, retención en las facturas de alquiler de los propietarios de los locales o inmuebles que se alquilan para el desarrollo de la actividad empresarial, retención a los profesionales autónomos en las facturas que envían por sus servicios prestados, en las facturas que envían algunos empresarios (personas físicas) que realizan determinadas

¿Quién no tiene que retener?

No tienen que retener aquellos que no son empresa, empresario o profesional autónomos, es decir, los clientes que no realizan ninguna actividad económica. Ejemplo: si un cliente va a comprar un producto o servicio a una tienda, no se le aplica retención alguna, siempre que sea un particular. Aplicable tanto en el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) o al Impuesto de Valor Añadido (IVA).

Impuestos principales

Existes dos impuestos principales que son: El Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas, o IRPF y el Impuesto de Valor Añadido, o IVA. Estas dos retenciones son las más comunes en las facturas de autónomos y empresas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *